Cuida tu planeta ahorrando

Porque Implementar acciones en favor del ahorro y el cuidado del ambiente, no significa reducir el nivel de bienestar o el grado de satisfacción de nuestras necesidades cotidianas. Por el contrario, dichas iniciativas buscan proteger la economía de nuestras familias y la preservación de nuestro entorno natural por medio de la reflexión y el cambio de los hábitos que conduzcan a una mayor eficiencia en el uso de la energía, al empleo racional de los recursos y una mejor calidad de vida.


miércoles, 1 de diciembre de 2010

CONSUMO RESPONSABLE

banner El pasado 22 de Noviembre La Alianza Francesa de México nos invitó a participar en el Café Debat "Por una ciudad más humana” con el tema: Consumo responsable.

Para aquellos a los que no les fue posible participar, ésta semana estaremos publicando los puntos principales que tocamos en el Debat.


1. Patrones de consumo insostenibles:


Entre las causas más importantes ésta problemática (ambiental, económica y social) se encuentran los patrones de consumo altamente sofisticados. En especial de ciertas élites que presionan sobre ciertos recursos, generan una gran cantidad de residuos que además son altamente contaminantes.


Adicionado a éste factor existe el hecho de que estas élites tienen una gran influencia sobre el resto de la población, y en particular, sobre las capas medias, que tienden a copiar sus pautas de consumo.


Está claro que si no cambiamos de modelo de consumo, se excederá la capacidad de la tierra y se continuará con un proceso acelerado de deterioro del ambiente y de la calidad de vida de la mayoría.


Una quinta parte de la población mundial más rica es responsable de:


46% del consumo total de carne;

65% de toda la electricidad;

84% de todo el papel;

85% de todos los metales y químicos; y

70% de las emisiones de dióxido de carbono.

2. La prioridad:


Reducir la brecha de consumo entre pobres y ricos es una prioridad global.


De ésta manera, carece de sentido hablar de un consumo sustentable si las necesidades actuales de consumo básicas y primarias no se han cubierto aún para todos.

Debemos estar convencidos de que al votar con nuestros bolsillos estamos de hecho ejerciendo una responsabilidad social, moral y política que va más allá de nuestros propios intereses.


Así que ¿Que esperas? ¡Ponte la camiseta y ejerce tu poder!!!


3. ¿Cómo?


3.1. Aguas con el greenwashing!!!!!


La onda verde nos invade! Pero no todo lo que es verde es sustentable.


Existen empresas que denominan a sus productos o servicios verdes con muy poca objetividad y de manera engañosa y se aprovechan de aquellos consumidores dispuestos muchas veces a pagar un precio un poco más alto por éstos productos bajo la creencia de que están colaborando con la causa ambiental o social.


TerraChoice, una firma de investigación especializada en marketing verde, ha publicado un documento que hace referencia a lo que ellos denominan como los 7 pecados de greenwashing:


Destacar unas ventajas para esconder contraindicaciones;

Afirmar propiedades sin prueba contrastable;

Ser deliberadamente poco concreto;

Impostar etiquetas o certificaciones;

Presumir de datos irrelevantes

Gancho ecológico en productos que no lo son;

Mentira.


3.2. Reconoce Un producto/servicio sustentable:


Si un producto está hecho con un material reciclado o reciclable, si su proceso de fabricación es más simple y exige menos energía, si el transporte es más efectivo, si promueve el comercio justo, no contiene tóxicos y, además, al final de la vida del producto éste se puede reutilizar o reciclar, entonces tenemos un producto sostenible.


3.3. Herramientas:


Para ayudarte a tomar desicines más responsables a la hora de comprar, hemos elaborado una gúia de consumo responsable que contiene los criterios para evitar caer en el greenwashing, las sustancias tóxicas y reconocer las etiquetas.


Podemos enviartelo sin costo en versión PDF para que lo lleves en tu smartphone y lo tengas a la mano cada vez que vayas a hacer tus compras. Sólo envíanos un correo a contacto@ecolomizate.com con tus datos y solicítalo.


3.4. El arma secreta: el criterio.


Una vez que contamos con la información sólo queda echarle un poco de mente y corazón para garantizar que nuestras decisiones tengan el mejor impacto tanto personal como ambiental y social.


4. Lo barato sale caro:


Si eres de la idea de que “regaladas hasta puñaladas” y “buen precio” significa solamente barato, te invito a preguntarte ¿Por qué algunas cosas son tan baratas? o ¿Por qué otras son más caras?


Y te dejo el siguiente video que responderá tus preguntas.


The Story of Stuff


Sólo nos queda decir que hoy, con mucha más curiosidad, experiencia y conciencia, en ECOLOMÍZATE gustamos saber a dónde va nuestro dinero y pagar el precio justo es parte de ése gusto.



lunes, 25 de octubre de 2010

EL MEJOR DÍA PARA DEJAR DE FUMAR.

banner Domingo en la mañana.

El sol taladra mis párpados reclamando que lleva más de 3 horas levantado mientras yo ruedo cual costal de papas fuera de la cama y me arrastro hacia la cafetera haciendo un recuento de los daños de la noche del sábado y una lista mental de lo que hay por hacer (lavar la ropa, bañar al perro…). Frente al espejo recojo mi cabello para lavarme la cara y en eso... Tan tan tan tan tan tan (música de Tiburón y close-up a mi cabeza). Una cana!
Nooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo!!!
Si, sé que no es el fin del mundo, pero al menos es el fin de mi juventud. ¿Qué sigue? ¿Tintes de por vida, un millón de cremas anti arrugas, adiós para siempre a las grasas saturadas e infinidad de horas extra de ejercicio? ¿Qué hacer y por dónde empezar?
Bien, independientemente del drama y de las mil y una razones por las que me haya salido la maldita cana (incluyendo la genética), estudios alrededor del mundo afirman que el fumar acelera el proceso del envejecimiento.
Puerco cigarro traicionero!
Aprovechando que se acerca el fin de año y que uno de mis propósitos para el 2010 era dejar de fumar (me quedan escasos 2 meses para cumplir), éste es el mejor momento para olvidarme del vicio.
Una vez superado el trauma inicial y con la lucidez que me otorga el cafecito mañanero, comienzo a “masticar” mi plan maestro: primero el por qué y luego el cómo.
Por qué:
Por mí:
Para mantenerme sana y en forma.
Para conservar mis dientes blancos y relucientes.
Para ahorrarme una buena lana.
Para darle la vuelta al cáncer y otros padecimientos asociados a la actividad de fumar.
Para no reducir mi expectativa de vida.
Para no dar un mal ejemplo a mis seres queridos.
Por respeto a los que me rodean.
Por mi planeta:
Para dejar de emitir contaminantes a la atmósfera.
¿Cómo?
Existen tantos métodos como fumadores en el mundo, Aún no me he decidido por uno, pero pronto estaré publicando mi experiencia con cada método probado.
He decidido dejarme la cana como recordatorio de que tengo un asunto pendiente que resolver con el cigarro o más bien conmigo misma.
Deséenme suerte y échenme muchas porras, porque me late que las voy a necesitar.

miércoles, 11 de agosto de 2010

A un poco más de un mes de iniciado el reto.

banner

Dinero ahorrado: $200 pesos en un mes por concepto de gasolina.

Kilos menos: 1 gracias a la caminada y a la reducción de horas de tv (catafixiadas por tiempo en mi jardín en la azotea).


De las iniciativas tomadas éste mes, mi favorita fue la de usar menos el coche, ya que no sólo me ahorró dinero, sino me hizo bajar de peso. Me veo y me siento mejor y cuento con un “colchoncito económico” nada despreciable. Lo único que tengo que hacer es administrar mejor mi tiempo (aunque muchas veces me resultó más rápido viajar a pie que en carro) y cualcular las distancias.

Otra cosa que me encantó fue haber creado mi jardín en la azotea.


Hay días en que llego a casa con la única intención de tirarme en el sillón (en el piso o donde caiga) a ver tele. En lugar de eso, me cambio los zapatos, me coloco los audífonos con una selección de música cantable y salgo a podar o arreglar mis plantas. Resulta que en 15 minutos quedo más relajada que con 1 hora de TV. Me disperso, respiro, oigo y siento la cuidad y la naturaleza al mismo tiempo. Cuando viene mi hermana de visita le gusta sentarse en la mesa junto a las plantas aromáticas a leer un libro. Comienzan a crecer los jitomates y el jazmín perfuma la entrada de mi casa.


Sigo usando mi bolsa de abuelita para el mandado. Y resulta que a fin de mes me quedé sin bolsas plásticas para mis botes de basura y para recoger la popó de mis perros.

Las bolsas plásticas son un problema debido a que no son biodegradables. Esto quiere decir, que una vez desechadas no pueden ser incorporadas al ambiente por medios naturales debido a sus propiedades químicas y físicas, por lo que es necesario recurrir a otros procesos en los que se requiere invertir mucho dinero, agua y energía. Además, la gran magnitud de la producción y el uso de éstos materiales sobrepasan la capacidad de cualquier proceso de reincorporación. Pero es una realidad que debido a sus propiedades (flexibilidad, resistencia, versatilidad, comodidad, precio, durabilidad, etc.) son la opción más viable y a veces la única para empaques, embalajes y transporte de productos que conocemos. Y como a veces nos toca elegir de entre los males el menos peor, he optado por la utilización de las famosas bolsas biodegradables. Éstas, a diferencia de las no degradables están fabricadas a partir de componentes de plantas y no de petróleo, lo que las hace susceptibles a ser incorporadas al ambiente por medios naturales en cierto periodo de tiempo y bajo ciertas condiciones. Pero ojo! Esto no quiere decir que si yo desecho mis bolsas (por más biodegradables que sean) no voy a contaminar. No! Esto únicamente quiere decir que contaminan menos. Por eso, he optado por seguir rechazando las bolsas en el súper. el mercado, la tienda, etc. y comprar bolsas biodegradables para usarlas únicamente cuando no tenga más opción.

martes, 13 de julio de 2010

USAR MENOS EL COCHE, CUÁNDO SI Y CUANDO NO.

banner

Soy la orgullosa dueña de un armatoste del año del caldo. No circula una vez a la semana y un sábado de cada mes. Aún así debido a sus dimensiones, mi apego y a mi incapacidad económica de cambiarlo, cada semana representa un gasto magno el ir y venir en él. Resulta que según la calculadora de yahoo, por cada 100km recorridos con mi auto produzco unos 30 kg de CO2. Y a ojo de buen cubero me aventaré unos……. 200km en promedio a la semana.


Y aunque no soy fan del tráfico, la verdad si me gusta manejar. No hay nada como ir cómodamente a la velocidad que yo quiero, escuchando lo que yo quiero a la temperatura que yo quiero y con la certeza de que el chofer (osea yo) está perfectamente capacitado.

A diferencia de los micros donde las capacidades del chofer dejan mucho que desear, así como la legitimidad de su licencia y su grado de sobriedad; y que decir de su educación y su higiene personal... Aunque a decir verdad las cumbias y las guarachas que tanto gustan a estos individuos también me gustan a mi. Pero dejando de lado la música, el calor, el tiempo perdido en cada parada y los arrimones, lo que más me preocupa es un asalto o un accidente. En resumen, por lo menos para mí, el uso de los micros es la última opción. Pero que no cunda el pánico, nuestra cuidad cuenta con muchos otros medios de transporte (metro, metrobus, taxi, etc.) y yo con otros tantos (patines, bicicleta, caminata).

El metro si me gusta y lo uso seguido, lo que no conozco es el metrobus, los taxis, bueno…..son otro tema. Sólo los uso en emergencias y cuando no queda de otra y con proveedores de servicios ya conocidos y de confianza.

¿Tons que? ¿Se puede o no se puede utilizar menos el coche?

Pues claro! Aquí van algunas medidas que voy a tomar:

Lo dejaré de usar cuando y para:

Ir a cualquier lugar que quede a máximo 3km a la redonda
Ir a cualquier lugar que quede cerca de las estaciones del metro o el metrobus
Ir al centro histérico
Ir al centro comercial
Y en vez de usar el coche puedo:

Caminar
Usar la bicicleta (aunque primero tendría que componerla y perderle el miedo)
Correr
Pedir aventón (a gente conocida, claro)

Cuando usaré el carro:
Cuando pueda dar un aventón
Cuando viaje largas distancias
Cuando tenga que transportar cosas pesadas o grandes
Cuando tenga que viajar con mis perros

Y como referencia:

Actualmente y con el aumento del precio de la gasolina supongamos que a la semana le pongo $100.00 a mi auto (sólo supongamos). En unas cuantas semanas estimaré el porcentaje de ahorro en referencia a éste valor.

SUERTE PA’ MI!

LA QUINTA FACHADA: LA AZOTEA

banner
De un par de años a la fecha las azoteas han sido un punto importante de atención para las grandes ciudades gracias al alto potencial de uso que éstas tienen. Los únicos usos que yo le conocía cuando era pequeña era de tendedero, lavadero, bodega y “Acapulco en la azotea”. Lo bueno es que hoy además de cumplir con todas éstas funciones, las azoteas se han convertido efectivamente en la quinta fachada. Por medio de las azoteas verdes, las naturaciones y los huertos urbanos nuestras azoteas nos proporcionan ése espacio de descanso y dispersión característicos de las áreas verdes tan difíciles de conseguir en una ciudad.

No me había dado cuenta lo afortunada que soy al tener una azotea hasta que, platicando con mi mejor amiga me entero que ella debe usar la secadora todo el tiempo. Resulta que en el edificio donde vive no ha habilitado la azotea para tendederos o cualquier otra actividad. Y lo único con lo que mi amiga cuenta es un pequeño patio interior en su depa al que no le pega un rayito de sol en todo el día. Dice que puede dejar tendida la ropa en su patio 2 días enteros y no se termina de secar. No quiero ni pensar en la cantidad de gas que consume, en el desgaste de su ropa y el dinero que cuesta.

Pero mi azotea ha hecho por mí más que ahorrarme una buena lana. Hace poco mas de un año, mi prima se mudó a mi edificio y el verano pasado lo pasamos increíble tendidas al sol con una buena dotación de cerveza, pepinos con limón, una rica selección de música y muchos temas de conversación.

Éste fin de semana he decidido hacer algo por mi azotea. Como aún no he ahorrado lo suficiente como para invertir, me hice de una sustanciosa dotación de guacales que el restaurante de enfrente me hizo favor de donar, reuní todos los palos de escoba que pude, desempolvé el taladro, conseguí unos cuantos tornillos y tuercas y puse manos a la obra para hacer de mi azotea un lugar más lindo.

Me lancé a casa de mi mamá y algunos amigos para robarles retoñitos de sus plantas y salí ajuarada no sólo con retoñitos, sino con plantas enteras y hasta macetas. Mis vecinos estuvieron de acuerdo en re-ubicar unos arbolitos de tamaño mediano y ECOLOMÍZATE y CEPELI ARQUITECTOS me donaron unas lámparas solares.

La tirada es ir abarcando cada vez más área en la azotea, porque además resulta que con proyectos como éste contribuimos a disminuir el efecto isla de calor yeeeeeeeiiiiiiiiii!

Éste es el resultado:


Si deseas implementarlo: recuerda siempre asegurar que tu azotea cuente con una buena impermeabilización. Y procura no colocar plantas de gran tamaño por que pueden generar problemas de humedad y comprometer la integridad de tu azotea gracias a su peso.

Muchas gracias a mi ma’, a las mamás de mis amigas, a Beto y Andrea, al restaurante de enfrente y a mis vecinos por sus donaciones =).

sábado, 3 de julio de 2010

DÍA DE MERCADITO YEEEIIII!

banner
Uff! Me encantan los mercaditos y las chácharas!

Los colores, los olores, los sonidos, la infinidad de productos y el barullo de la gente que compra y que vende saturan mis sentidos y me hacen pintar una sonrisa en la cara.

Estoy convencida que uno de los mayores poderes que cualquiera puede ejercer es el del consumo. El decidir entre un producto/servicio puede marcar la diferencia.

Cada semana mis compras se limitan a los alimentos que consumiré la siguiente semana. La lista está conformada en su mayoría de frutas y verduras, algo de queso, leche, semillas y granos.

Entre las frutas y verduras puedo escoger los frescos a los empacados. Así, me olvido de los conservadores que generalmente contienen los productos empacados y posiblemente de cierta cantidad de empaques.

Por ejemplo: Prefiero mil veces las lechugas de mi puesto consentido en el mercado, que aquellas que vienen empacadas en bolsas o cajas en el súper. Y lo mismo con la soja, la sopa de verduras, las lentejas etc.

También escojo siempre productos nacionales. Así, vuelvo a evitar conservadores y ahorro mucho combustible usado para transportar los alimentos de un lugar a otro. Además activo la economía de mi país.

Procuro escoger productos de temporada. Generalmente ésto son más baratos por que requieren menos energía, agua y fertilizantes para producirse, transportarse y empacarse que los productos fuera de temporada.

Para poder distinguir entre un producto y otro es necesario poner atención a las etiquetas y preguntar a mi “marchante” acerca de la calidad y procedencia de lo que compramo. Así que me olvidaré de hacer mis compras rápido y sin fijarme. Mejor, haré un playlist especial para la ocasión, me pondré unos zapatos cómodos, buscaré mi bolsa de abuelita e invertiré unos minutos extra en el cuidado de mi salud, mi bolsillo y el ambiente.

¿POR DONDE EMPEZAR?

banner
Por la casa por supuesto! Pero ¿Qué es lo que más conviene ahorrar? ¿Gas, luz, agua, gasolina?. Entre que son peras o manzanas a mí lo que más me interesa ahorrar es dinero. Por lo que comenzaré implementando en lo que pueda sin invertir por ahora…

Mañana se pondrá el mercado sobre ruedas cerca del trabajo y haré el mandado a la hora de la comida, así no usaré el coche para hacer mis compras. Tengo que echarme un clavado en el closet para encontrar la bolsa de mandado que me regaló mi mamá hace como 10 años (que por cierto está re fea). Y evitar así usar bolsas de plástico.Quisiera tener una de esas bolsas verdes que se cuelgan al hombro y no ésta bolsota de orejas que se me hace que hasta fue de mi abuelita……..Y aquí es donde me enfrento mi primer dilema:
¿Qué tan buenas son las bolsas de tela que se venden ahora por todos lados para ir al súper o al mercado? Si, es evidente que nuestra generación de residuos (bolsas de plástico) se verá reducida, pero el proceso de fabricación de las bolsas de tela requiere materia prima, agua y energía. Y seguramente también genera residuos ¿De qué naturaleza son esos residuos? Y ¿Cuál es el volumen de los mismos? ¿Serán más o menos nocivos que las bolsas de plástico que estamos evitando usar? Y ¿de dónde vienen esas bolsas de tela? Porque si son traídas de muy lejos imagínate todo el combustible que se ha quemado en traerlas a México!!!!

¿No sería mejor que todos desempolváramos nuestras bolsas de abuelita en lugar de comprar bolsas nuevas especiales para mandado? Me refiero a que, seguramente es mucho mejor para el ambiente y el bolsillo utilizar lo que ya tenemos en lugar de comprar productos nuevos. Al final del día la bolsa de tela servirá exactamente igual quela bolsa de abuelita…

viernes, 2 de julio de 2010

ACERCA DE MI

banner

Edad: Entre 25 y 35
Sexo: Femenino
Domicilio: México D.F.
Ocupación: Ingeniera ECOLOMIZATE

Hay que partir de algo…

En realidad la fiebre “verde” me agobia un poco. Ahora resulta que todo lo que hago, consumo y desecho tiene un impacto en el ambiente. Ahora, cada vez que compro, como o cago siento estar apuñalando a la madre tierra por la espalda. El cambio climático y la contaminación son temas constantes en el día a día, tan sutiles y molestos como el bzzzzzzzzzz bzzzzzzzzzzz de un mosquito a las 4:00 am…

No me malinterpreten, sí me importa. Pero quisiera que me importara en un grado que no resulte incómodo y molesto.

Creo que el tema es importante porque nos afecta a todos, pero que la industria y los medios se han apoderado de él y nos han atiborrado de información y productos a tal grado que no sabemos distinguir entre los de buena y mala calidad o entre los que sirven y los que no sirven….

Estoy convencida de que el verdadero cambio no se encuentra en comprar productos y servicios que tengan etiquetas “verdes”, sino en todo mi estilo de vida. Es más o menos como hacer dieta……Si basara mi nutrición en comprar sólo productos light y no cambiara mi rutina de alimentación, trabajo y ejercicio, posiblemente los resultados serían catastróficos. De la misma manera los cambios que haga a favor del ambiente deberán involucrar muchos o todos los aspectos de mi vida. Y quien sabe! Posiblemente ECOLOMIZAR resulte más fácil que hacer dieta…

jueves, 1 de julio de 2010

MAS QUE UNA MODA, UN ESTILO DE VIDA

banner
ECOLOMÍZATE (Cuida tu planeta ahorrando). Más que una moda, un estilo de vida.

ECOLOMIZAR significa un cambio de hábitos para favorecer no sólo a nuestro entorno o a las futuras generaciones, también deberá tener un efecto positivo en nuestra vida, nuestra salud e incluso en las personas que nos rodean.

Queremos encontrar el equilibrio entre la insensatez y la responsabilidad. Buscamos estar bien informados y aprender a tomar decisiones que nos den los mejores resultados.

En ésta época de paradojas, queremos hacer una pausa y generar el cambio en nosotros mismos. Cambios grandes o pequeños, reales y tangibles. Para ello, hemos escogido casi al azar a nuestra ingeniera como conejillo de indias para llevar a cabo ése cambio del que tanto hablamos todos y pocos realizamos y compartir ésta experiencia con ustedes.

viernes, 25 de junio de 2010

PADRES POR NATURALEZA

banner En el mes del padre, les presentamos nobles ejemplos de lo que en la naturaleza implica ser padre.

Fuente: Planeta azul

No en todas las especies animales la madre es la única encargada de cuidar a las crías, existen ejemplos de padres que están comprometidos con el crecimiento de sus pequeños. Para celebrar este día del padre te presentamos algunos ejemplos.

La especie más famosa que vive este tipo de experiencia, el hipocampo donde el macho es visitado por distintas hembras que depositan sus huevos en la bolsa de él. Ahí se desarrollan durante 60 días y permanecen dentro, alimentándose.

El momento de la eyección de hasta las 400 crías le hace justicia a las feministas, pues implica un desgaste muy fuerte para el padre. Agarrándose con la cola a algún soporte, frota su bolsa contra una concha o roca hasta que salen los jóvenes, con fracciones de sus tejidos internos.

El pingüino emperador macho no es menos noble. Después de poner el huevo, la hembra lo pasa al futuro papá para que él lo guarde en el pliegue abdominal que tiene entre las patas.

Entonces ella se va a buscar alimento mientras él se queda con otros machos en las mismas condiciones. Deben sobrevivir al frío y a vientos de hasta 200 kilómetros por hora.

La incubación dura de 62 a 64 días. Si la cría nace antes del retorno de la madre, el papá la alimenta con una sustancia lechosa que segrega una glándula de su esófago.

En el proceso, el macho pierde hasta el 40 por ciento de su peso, pues durante la incubación no come. Sólo consume nieve, para no deshidratarse.

Y aún hay más

Muy pocas especies de peces cuidan a sus crías, pero cuando sucede, generalmente el padre realiza el trabajo.

En el caso del pez espinoso, una vez que la hembra desovaba en el nido construido por el macho, se va. Él se encarga entonces de suministrar agua a los huevecillos para asegurarles el oxígeno, limpiarlos y defenderlos.

La rana de Darwin hembra pone sus huevos sobre el suelo. El macho los vigila hasta que los renacuajos empiezan a moverse. Entonces se traga los huevecillos y los lleva en un saco bucal por tres semanas. Después, ya convertidos en pequeñas ranas, los escupe.

La salamandra gigante macho, que se localiza en América del Norte, esconde los huevos fertilizados por su hembra bajo las rocas en medio de peligrosas corrientes de agua para protegerlos de los depredadores.

Cualquiera que intente deslizarse bajo las piedras que guardan los huevos será atacado con ferocidad por este atento padre.

Casos prehistóricos

Según un estudio de la Universidad del Estado de Montana, publicado en Science, el 90 por ciento de las aves macho de la actualidad cuidan a las crías, y lo mismo hacían algunos dinosaurios hace millones de años.

Tras examinar fósiles, los científicos descubrieron que los machos de tres especies de dinosaurios, todos relacionados evolutivamente con las aves, se quedaban a cuidar los nidos e incubar los huevos.

http://www.planetaazul.com.mx/www/2010/06/21/%C2%A1padres-por-naturaleza/

lunes, 14 de junio de 2010

Hojas verdes

banner

Por: César Pérez

¿Aburrido de los best sellers de moda? Deja de descifrar por un rato los misterios detrás de la Mona Lisa, con todo y sus conspiraciones, para apostarle a una alternativa real para salvar al planeta. En Natural Capitalism: Creating the Next Industrial Revolution; Paul Hawken, Amory Lovins y L. Hunter Lovins se atreven a desafiar el primer paradigma alrededor de las iniciativas ambientales: podemos mejorar la condición del planeta ¡y ganar dinero al mismo tiempo! Visita: http://www.natcap.org y échale un ojo a la versión digital de esta magnífica obra a cargo de estos especialistas en el tema.

Nuestra naturaleza: el movimiento

banner
Por: César Pérez
La dinámica del mundo actual nos obliga a salir de nuestras casas, tomar el automóvil y transportarnos durante horas hasta la oficina para pasar aún más sentado frente al monitor. Esa dinámica monótona y sedentaria a veces hace imposible visualizar nuestra existencia sin el uso de la tecnología. Pero si nos detenemos un poco y observamos nuestra propia anatomía podemos darnos cuenta de que en realidad fuimos creados para caminar, correr, cazar y alcanzar nuestra supervivencia con nuestros propios medios. Ahora, sabemos que ya no vivimos más en la edad de piedra, sin embargo, caminar unos minutos al día y compartir democráticamente el sistema de transporte no solo tendrá un impacto positivo para el planeta, sino para nuestra propia salud y bienestar. Esa es la propuesta de CTS México. Conoce esta organización no gubernamental y sus propuestas por mejorar los espacios públicos en tu propia ciudad.

La peor vestida

banner Por: César Pérez

Ni Christian Dior, Valentino, Versace o Armani pudieron salvar a estas celebridades de ser señaladas como las peores vestidas. Y es que bajo los parámetros de todos los que respetan la vida, el glamour pasa a segundo término cuando sobre los hombros de las famosas reposa la bellísima piel de un animal…muerto. Conoce a las ganadoras o mejor dicho, a las perdedoras (http://www.peta2.com/outthere/o-worstdressed2010-Winners.asp?c=peta2_enews).

Recuerda, si alguna vez tienes la suerte de encontrártelas en lugar de un autógrafo, pídeles que usen una opción sintética.

Calcula tu CO2

banner


Por: César Pérez

Día a día, segundo a segundo, el uso desmedido de la energía produce un gasto medible en las emisiones de carbono a la atmósfera. Es así como un acto tan trivial como accionar el interruptor de las luces de tu habitación en realidad tiene una repercusión en la salud del lugar donde habitamos. Así es nuestra propia existencia: pasar de la potencia al acto y del acto a la potencia en un marco que en la teoría del caos, del efecto mariposa o de la bola de nieva, hasta la más mínima acción tiene un efecto indirecto que a la larga recae sobre nuestros mismos hombros. Te invitamos a visitar www.calculatusemisiones.com y a conocer con un sencillo cuestionario el carbono que produces en la cotidianeidad de tu vida.

UNA FORMA DIFERENTE DE HABITAR

banner

Por: César Pérez

El crecimiento de la mancha urbana parece superar día a día sus fronteras, sustituyendo un río o pradera por una nueva carretera o unidad habitacional. Sin embargo, existen ingeniosas ideas arquitectónicas que tratan de integrar sus propias propuestas al entorno natural de una manera equilibrada.

Al analizar las raíces de la palabra ecología (oikos que significa casa, y logos, conocimiento), nos podemos ubicar en un contexto más real y alejado de tantos conceptos erróneos que rodean a este concepto de moda. En ese sentido, al hablar de una casa ecológica no nos estamos refiriendo simplemente a un espacio habitacional “verde” o que “no contamina”. Por el contrario, en términos arquitectónicos las propuestas sobrepasan una superficial funcionalidad para sustentar sus proyectos en toda una filosofía que redefine el espacio en el que habitamos. Es así como por ejemplo, el arquitecto Kotaro Ide, logra condensar con Shell House, el equilibrio perfecto entre lo estético, habitable y ecológico. Según los críticos de la casa ubicada en Karuizawa, Japón, ésta logra reducir su mantenimiento y mejorar la comodidad de sus habitantes mientras se integra de una manera simbiótica a su espacio natural. Revisa su propuesta e inspírate para vivir no en el lugar que puedes, sino en el que quieres, conservando por encima de todo, tu tranquilidad y equilibrio.