Cuida tu planeta ahorrando

Porque Implementar acciones en favor del ahorro y el cuidado del ambiente, no significa reducir el nivel de bienestar o el grado de satisfacción de nuestras necesidades cotidianas. Por el contrario, dichas iniciativas buscan proteger la economía de nuestras familias y la preservación de nuestro entorno natural por medio de la reflexión y el cambio de los hábitos que conduzcan a una mayor eficiencia en el uso de la energía, al empleo racional de los recursos y una mejor calidad de vida.


lunes, 1 de octubre de 2012

LO QUE DEBES DE CONSIDERAR ANTES DE ADQUIRIR UN MURO VERDE

banner

Cuestiones estructurales. Tu proveedor deberá brindarte asesoría al respecto y  contar con expertos en el área que garanticen la seguridad de tu inmueble.


Factibilidad técnica. El proyecto debe ser estudiado de “cabo a rabo” considerando todas las variables tales como: luz, humedad, temperatura, orientación respecto al sol, accesibilidad, uso etc. Recuerda que mientras más complejo y caprichoso sea el diseño más recursos y energía tendrán que ser invertidos para llevar a cabo el proyecto (es algo así como ir nadando contracorriente). Así que si ves que tu proveedor se lame el dedo gordo y lo apunta al horizonte cerrando un ojo -como si quisiera adivinar el curso de los vientos- y te dice: “si se puede”. ¡Sal corriendo y no mires atrás!



Diseño y paleta vegetal. Sí, yo se que las orquídeas son bellísimas y súper exóticas, pero dependiendo dónde vayas a colocar tu muro, posiblemente no sean la opción. Lo mejor siempre es escoger especies nativas o similares ya que así garantizamos armonía con el entorno y mucha mayor adaptabilidad a las características del lugar y mayor resistencia a posibles plagas o enfermedades. Además nuestras especies deberán tener una baja demanda de agua y nutrientes y una mayor tolerancia a los cambios de temperatura. Se debe considerar también la interacción entre las especies elegidas. Considera que mientras mayor sea la paleta, más complejo será el sistema y sus interacciones. Debemos evitar aquellas relaciones nocivas tales como competencia y parasitismo y promover relaciones benéficas, donde ambas especies se echen la mano (o la raíz) o ya de perdis aquellas donde las especies ni se pelan. Por último debes considerar el diseño, el color, la forma, el volumen, el equilibrio y la armonía considerando que tu arte está vivo y deberás dejarlo crecer y fluir.



Sistema de riego. Para mí el sistema de riego es un FACTOR CRÍTICO. En teoría un tubo con hoyos en la parte superior del muro y la fuerza de gravedad son suficientes. En la práctica, NO. El agua siempre fluye por donde se le hace más fácil, No por donde nosotros queremos. De tal manera que va creando caminitos y erosionando el lugar por donde pasa (o sea, llevándose el sustrato) y secando por donde no pasa. Otro factor importante son los sólidos en el agua, que pueden ocasionar bloqueos a la salida de la tubería y cambios de presión en la misma. Y hablando de presión, ésta debe mantenerse dentro de cierto rango para el óptimo funcionamiento del sistema. Así que no, el sólo tubo de PVC y la súper poderosísima fuerza de gravedad no son suficientes.
Además habrá que saber cuánta agua necesita el sistema para no secar o ahogar a las plantas y regular el caudal a diferentes alturas y secciones dependiendo la paleta y el diseño, la temporada del año, la ubicación y la orientación del muro. Y sobre todo, para conocer las necesidades de almacenamiento y recirculación del agua.


Los materiales. Para generar el menor impacto negativo en nuestro afán de generar impactos positivos, es importante preguntarnos sobre el origen y la naturaleza de las partes que conforman nuestro sistema. Y si bien es cierto que es difícil, cansado y tedioso preguntar investigar y controlar toda ésta información, es muy bueno hacer el ejercicio y exigir a tu proveedor su mayor esfuerzo para complacerte sin llevarse entre las patas al planeta. Por ejemplo, nosotros en ECOLOMÍZATE utilizamos paneles de plástico 100% reciclados y textiles de algodón y PVC reciclados también. No utilizamos sustratos sintéticos, sino tierra rica en materia orgánica para que las plantas tengan acceso a nutrientes de buena calidad sin tener que estar adicionando sales al sistema. Y nuestros fertilizantes son 100% naturales al igual que nuestros insumos para el control de plagas.

El mantenimiento. Tan importante como el diseño y la implementación. El podar y fertilizar las plantas conforme a un programa diseñado a la medida es la única forma de mantenerlas sanas y evitar la reposición constante de plantas y  su consecuente gasto innecesario.

Vale la pena preguntarle a tu proveedor si ofrece garantías sobre sus plantas y la tasa de reposición de plantas durante los mantenimientos.  Es normal que haya cierta pérdida durante la etapa de aclimatación, pero Ojo! Tu muro verde puede convertirse en un barril sin fondo si  hay quien te cobre poco por instalar un sistema de baja calidad, lo cual no preocupará al proveedor ya que se “repondrá” en los mantenimientos haciendo muchas reposiciones de vegetación. Y te puedo asegurar que te harás esclavo de tu muro y tu proveedor, por que como dicen por ahí, “lo barato sale caro” y hacer bien lo que en un principio se hizo mal, cuesta el doble de trabajo y dinero.



Así que ya sabes, a la hora de enverdecer nuestro mundo, que no se te escape ni una de las consideraciones anteriores. Y si quieres saber más sobre los sistemas inscribete a nuestro taller de introducción, donde realizarás un prototipo. Así estarás listo para disfrutar tu muro verde como Dios manda!

Y si tienes alguna duda, por favor, contáctanos. 

Estamos para servirte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario